Por resolución del gobierno provincial, cesa la obligatoriedad del uso de tapabocas tanto en espacios abiertos como cerrados en toda la provincia. La medida fue anunciada este miércoles.

Las máximas autoridades del gobierno provincial mantuvieron este martes una reunión con el equipo de expertos y expertas que desde hace prácticamente dos años vienen asesorando en materia de medidas relacionadas con el Covid-19. En ese marco se analizaron números, porcentajes e indicadores y se concluyó en que el barbijo dejará de ser obligatorio en espacios cerrados pero su uso seguirá siendo recomendado.

La situación sanitaria de la provincia es “buena” según surge del encuentro celebrado este martes. A esa conclusión se llega por la baja cifra de contagios semanales (40) y la reducción de la positividad (7 %). Sumado a esto crece la cantidad de personas que van completando sus esquemas de vacunación. De hecho, con la tercera dosis ha se registra más del 50 por ciento.

Por todo eso y luego de dos años de restricciones más o menos severas según la situación epidemiológica que atravesó Santa Fe, el país y el mundo, se llegó a este momento en que el barbijo pasa a ser de uso recomendado en espacios cerrados, incluidas las escuelas. Pero no es obligatorio.

En definitiva, para lugares cerrados y actividades sociales, culturales, profesionales y deportivas esta barrera de protección pasa a ser una recomendación. No obstante, se recuerda que el tapabocas también previene la diseminación de otros virus, como la gripe. Es decir que se puede utilizar también para prevenir contagios de otras enfermedades respiratorias.

Mientras tanto, conviene remarcar la conveniencia de sostener otras medidas de higiene como el lavado frecuente de manos, estornudar o toser en el pliegue del codo y sostener los ambientes ventilados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *